• Limpio de piojos
    695 415 081
  • was successfully added to your cart.

    Lo que no se dice de las liendres

    En el mercado existen cientos de productos que dicen matar a los piojos. Algunos son eficaces a la hora de matarlos. Lo que no dice el prospecto o en su defecto el envase, es que son ineficaces a la hora de matar a las liendres o los huevos de los piojos. Lamentablemente, si no matas las liendres se puede decir que todavía tienes piojos.

     

    Son muchos los padres que se sienten frustrados, lidiar con los piojos durante meses no es tarea fácil que, por un tiempo parece que desaparecen y luego vuelven otra vez. Entonces es cuando llegan las preguntas “¿Estaré haciendo algo mal?”, “¿mi hijo va limpio?”,  “la casa está sucia” o, “eso seguro es su amig@ que se los vuelve a pegar porque la madre no lo presta atención”, etc. En la mayoría de estas situaciones, los piojos no “volvieron” porque nunca se fueron. Los productos que utilizaron podrían haber matado a muchos piojos y ninfas (pijos jóvenes), pero después de unos días los huevos eclosionan y vuelta a empezar.

    Hay que considerar, que a lo largo de estas últimas cuatro décadas, los piojos han creado resistencia a los pesticidas, de ahí que en la actualidad le llamen “Súper Piojo”, y no precisamente porque se hayan convertido en súper héroes, NO. El resultado de esa resistencia es que esos químicos son menos efectivos, por muchas razones.

    Si no matan en su totalidad a los piojos, aún menos a las liendres que no tienen sistema nervioso central desarrollado en sus primeros 4 días, por lo que son insensibles a los agentes químicos.

    Ante esto, ¿Qué puedes hacer para matar las liendres?

    Lamentablemente, mientras los piojos no sean transmisores de enfermedades, no habrá un consenso universal para saber cuál sería el mejor tratamiento a utilizar a la hora de acabar con estos molestos parásitos, ya que éste debería estar basado en datos de resistencias locales y en muchos países aún no existe información al respecto.

    En De coco en coco nos decantamos siempre por lo natural: la utilización de la Lendrera, un peine casi mágico que se viene utilizando desde hace miles de años (aunque hay que matizar que no todas las lendreras son efectivas), y una buena dosis de manos. Sí, has leído bien, manos. Lo que sí es cierto es que este método es una tarea ardua, requiere de mucho tiempo y los fallos en el tratamiento son muy comunes porque eliminar cada liendre resulta difícil y si te falta tiempo, mejor ni hablar.

    Por una cuestión de respeto al medio ambiente, porque amamos la naturaleza, y por respeto también a nuestros pacientes, en su gran mayoría niños, nuestra apuesta siempre será por lo natural. Disponemos de un sistema de aspirado que recoge prácticamente todos los piojos, luego con nuestras lendreras e instrumental profesional necesario, repasamos toda la cabeza, erradicando en su totalidad todos los piojos y liendres. Todo esto con una buena dosis de TPC (Tiempo, Paciencia y Constancia) que es sin duda nuestro mejor aliado.